Antonio Sánchez

  • Terapeuta Vibracional
  • Asociación CEPER
  • C/ Víctor Hugo 5
  • Pto de la Torre – Málaga
  • @asnaturopatia

SEXTO CHAKRA

12 octubre, 2013

SEXTO CHAKRA
SEXTO CHAKRA

SEXTO CHAKRA
CHAKRA DEL TERCER OJO – AJNA

Significado: En sánscrito su nombre significa “mando” o “el ojo de la sabiduría”
Localización: Está ubicado en el punto que en la tradición india se define como “el tercer ojo”, en la frente, justo entre nuestros dos ojos
Color: Azul índigo, añil o violeta
Elemento: La Luz
Reino: Divino
Piedras: Amatista, lapislázuli, zafiro, soladita…
Sentido: El “sexto”
Símbolo: La estrella de David
Nota Musical: La
Mantra: OM
Frase que conecta con esta energía: “Veo”
Yantra: Disco de color índigo con dos alas
El sexto chakra es un importantísimo centro de energía. En el ser humano es el centro integrador de la personalidad. En él se encuentra la capacidad de recuerdo, de la voluntad y la capacidad intelectual de diferenciación. Es el centro de la sabiduría y la visión hacia el interior, y la torre de control del sistema nervioso.
Su fuerza es la intuición, nuestra capacidad de conectarnos con el espíritu y la sabiduría universal, esas intuiciones o percepciones que se reciben a veces sobre nosotros mismos o sobre los demás y que después nos asombramos de que eran correctas.
Propios de esta rueda energética son la imaginación, la creación artística, los sueños y el poder de las visualizaciones. 
Físicamente su energía se conecta con la vista y la cabeza. Regula el sistema endocrino, los ojos, la glándula pineal, los senos paranasales, el sistema nervioso y los hemisferios cerebrales.
Cuando está activo rige la memoria, la concentración, el pensamiento racional e intuitivo, la imaginación, la visualización, la devoción, el equilibrio entre el Yin y el Yang, la clarividencia, la templanza, la dignidad, el perdón, la amplitud mental, la consciencia sin pensamientos, el dominio del espíritu sobre la materia, la capacidad de transformar la realidad física, la fusión del consciente y el inconsciente y la evolución.
La mayoría de los pensamientos que determinan nuestra vida son controlados por nuestros patrones emocionales no liberados, y programados por juicios y prejuicios tanto propios como ajenos. De esta forma, con frecuencia nuestro sexto chakra se desequilibra.
Si no está bien equilibrado nuestra intuición estará mermada y tendremos dificultades para visualizar y proyectar. Es fácil que sigamos algunas ideas equivocadas y que nos embarquemos en proyectos que nos pueden causar perjuicio. Tendremos poca capacidad de atención y concentración, pérdida de memoria, excesiva intelectualidad, locura senil, falta de lógica o miedo al futuro.
A nivel físico su desequilibrio puede producir dolores de cabeza, problemas en la vista (como cataratas o miopía), sinusitis, quistes, vértigo o enfermedades mentales.
En este chakra reside la visión personal que tenemos de nosotros mismos. Personas que se infravaloran o sobrevaloran tendrán probablemente un sexto chakra que no funciona correctamente.

Otros indicativos de un sexto chakra desequilibrado lo presentan aquellas personas excesivamente soñadoras o las que nunca imaginan nada, las muy reflexivas o las que no reflexionan nunca.
En el sexto chakra los enganches son muy destructivos, y por ello hay que procurar deshacerse de ellos. Generalmente hay enganche cuando no dejas de pensar en una persona o permites que alguien piense por ti mismo.
Algunos ejercicios para equilibrar el sexto chakra son:
  • Observar durante unos instantes (no más de cinco minutos) una cartulina o hoja de color azul índigo o violeta. Mientras se hace, debes prestar atención a cómo te sientes, si te viene algo a la mente, etc. Todo lo que ocurra se debe anotar para reflexionar después sobre los resultados. 
  • Coger una de las piedras correspondientes al sexto chakra con la mano izquierda y cerrar la mano. Tomarse el tiempo necesario para visualizar cómo una energía azul índigo o violeta sale de la piedra y va recorriendo todo tu cuerpo hasta llegar a tu sexto chakra. Una vez allí visualiza cómo va limpiando y desatascando todo lo que pueda estar obstruido o sucio. Al terminar observa cómo brilla tu sexto chakra en el centro de tu cabeza. Cuando acabes el ejercicio anota en una libreta lo que has sentido, si ha sido difícil o fácil, si ha habido dolor o una extraña sensación, si te ha venido a la cabeza algún acontecimiento pasado, etc. Después reflexiona sobre ello.
  • Pronunciar el mantra del sexto chacra, OM (que se pronunciará ooooommmmmmm), cuantas veces se quiera al día, en un lugar relajado y sin interferencias externas, anotando igualmente todo lo que se va sintiendo o recordando cuando se hace.
  • Practicar meditación regularmente.
  • Oír la música estimulante del sexto chakra. La mejor es la música new age o música para el despertar de la consciencia, incluso también alguna con el mantra OM.
  • Repetir frecuentemente las siguientes afirmaciones: “Voluntariamente suelto los miedos de ver hacia el pasado, presente y futuro” “Suelto todo miedo que tenga para poder ver amorosos seres de luz. Está bien para Mi Verdad. Mi visión está perfectamente ordenada e iluminada por el Amor”.
  • Realizar terapia con Reiki.
El tercer ojo se estimula con la contemplación de un cielo nocturno profundamente azul y plagado de estrellas

//

Deja tu comentario