Antonio Sánchez

  • Terapeuta Vibracional
  • Asociación CEPER
  • C/ Víctor Hugo 5
  • Pto de la Torre – Málaga
  • @asnaturopatia

CUANDO LA EMOCIÓN NO SE EXPRESA

6 diciembre, 2013

CUANDO LA EMOCIÓN NO SE EXPRESA
CUANDO LA EMOCIÓN NO SE EXPRESA
CUANDO LA EMOCIÓN NO SE EXPRESA Y EL CUERPO DUELE 
  Cuando las emociones negativas se nos ponen de manifiesto, nuestro cuerpo, a nivel físico, se resiente.
Ante una misma dolencia o enfermedad su manifestación física se desarrolla de una u otra manera dependiendo del estado de ánimo con el que la afrontemos. Incluso en enfermedades como el cáncer o la fibromialgia está demostrado que aprender a gestionar las emociones y encontrar cierto equilibro emocional, con la presencia de pensamientos positivos ayuda a la recuperación del paciente. 
Una enfermedad en sí misma no es más que una alteración del estado normal de nuestro organismo, o parte de él, por no poder recibir lo que necesita, algo así como un CONFLICTO interno.
La persona se constituye en cuerpo (físico) y mente (raciocinio y emociones), ambos son necesarios para el buen funcionamiento del organismo. Por tanto, tan importante es atender la carencia física que está sufriendo un determinado órgano, como atender las necesidades emocionales que tiene un individuo para combatir dicha dolencia.
¿La solución? LA PREVENCIÓN.
Si aprendemos a cuidarnos física y emocionalmente evitaremos la aparición de muchas alteración psicofisiológicas o las combatiremos con mayor efectividad en caso de que se nos presenten.
Se trata de un proceso de ADAPTACIÓN a nosotros mismos y al medio en el que nos desarrollamos.
Cada dolencia emocional la podemos relacionar con una alteración física. Habitualmente los órganos que se ven afectados cuando no hemos solucionado emocionalmente algo que nos preocupa son:
– HÍGADO
Se le vincula con la ira, el enfado, y la agresividad.
– CORAZÓN E INTESTINO DELGADO
Relacionado con la euforia, histeria, excitación, hipersensibilidad y nerviosismo.
– ESTÓMAGO, BAZO Y PÁNCREAS
Se ven alterados por desequilibrios emocionales como la ansiedad, la duda, el escepticismo y los celos.
– PULMÓN E INTESTINO GRUESO
Guardan relación con las dificultades para comunicarse cuando uno quiere imponer su palabra, el exceso de autoridad y el dominio sobre los demás.
– RIÑÓN Y VEJIGA
Vinculados al miedo, la falta de autoestima, la timidez y la desesperanza.

Como podemos ver EMOCIONES y ÓRGANOS van de la mano, por ello es tan importante hacerle caso a la expresión de las primeras para evitar disfunciones en los segundos

/////

1 comentario

Deja tu comentario